QUE CHIVA SER SALADO.

CHARLISTA: BENJAMÍN SASSO

Somos la sal de la tierra y la luz del mundo. Según la palabra que quiso decir Jesus con que somos la sal de esta tierra? La sal era tan valiosa que era una forma de pago.

Nosotros como creyentes somos valiosos somos únicos y diferentes, como la sal que le da el sabor a las cosas.

Post your thoughts